La gestión del Mantenimiento Integral de Instalaciones
  • https://blog.arceclima.com/wp-content/themes/roiscroll-arceclima/images/climatizacion.png
  • https://blog.arceclima.com/wp-content/themes/roiscroll-arceclima/images/contra-incendios.png
  • https://blog.arceclima.com/wp-content/themes/roiscroll-arceclima/images/electricidad.png
  • https://blog.arceclima.com/wp-content/themes/roiscroll-arceclima/images/energia-solar.png
  • https://blog.arceclima.com/wp-content/themes/roiscroll-arceclima/images/frio-industrial.png
  • https://blog.arceclima.com/wp-content/themes/roiscroll-arceclima/images/geotermia.png

La gestión del Mantenimiento Integral de Instalaciones

Hace ya algún tiempo que hemos hablado de la gestión del mantenimiento asistido por ordenador, lo que se conoce como GMAO y hoy queremos poner el foco en los mantenimientos integrales.

El mantenimiento integral, engloba todas las tareas que es necesario llevar a cabo para que un edificio o centro comercial, se mantenga de una manera correcta adecuada y se alargue la vida útil de todos los equipos en funcionamiento.

Por eso es tan importante realizar un gran esfuerzo, tanto en el diseño y puesta en marcha de unas instalaciones adecuadas, como definir un plan de mantenimiento acertado y acorde con los parámetros definidos de la instalación.

Este tipo de servicio, engloba las actividades de mantenimiento en todas las instalaciones y edificaciones,  y se han de verificar los medios de trabajo y gamas de mantenimiento en relación tanto a las instalaciones, como al uso que se hace de ellos.

 Tipos de servicios de mantenimiento

Los servicios de mantenimiento se caracterizan principalmente en los siguientes tipos:

  1. Mantenimiento Técnico legal: es aquel que está impuesto por leyes y/o reglamentos y que es necesario realizar acorde a las frecuencias estipuladas y exigibles.
  2. Mantenimiento Conductivo: consiste en una serie de tareas básicas que se realizan de forma periódica en las instalaciones y para las que se marca una frecuencia concreta (consumos diarios, inspecciones visuales, limpieza, lubricación, reapriete de tornillos, verificación de los sistemas de arranque y control, verificación de consignas de trabajo, etc).
  3. Mantenimiento Modificativo: consiste en la realización de las tareas enfocadas a mejorar el rendimiento de las máquinas o el funcionamiento en general de ciertas partes de la instalación; buscando ahorros en el consumo, como por ejemplo, los variadores en motores.
  4. Mantenimiento Predictivo: Consiste principalmente en la obtención de información para conocer permanentemente el estado y operatividad de las instalaciones mediante el conocimiento de los valores de determinadas variables. Una variación importante de determinados valores implica que puede haber problemas en la instalación ( Ejemplo: consumo elevado de un motor).

¿Qué tipos de instalaciones requieren mantenimiento?

Todos estos tipos de mantenimiento, son llevados a cabo en las diferentes instalaciones integrales del edificio,  como pueden ser:

  • Climatización, ventilación y extracción
  • Frío Industrial
  • Contra incendios
  • Grupos Electrógenos
  • Centros de transformación
  • Calderas y salas de producción de calor
  • Piscinas
  • Control y calidad del aire
  • Instalaciones de control
  • Instalaciones de gas
  • Instalaciones de Baja Tensión
  • Fontanería y Saneamiento
  • Albañilería y cerrajería

Mantenimiento integral de instalaciones

 

Todo ello requiere además la realización de informes periódicos sobre el estado de las instalaciones, trabajos realizados, planificación futura y costes de toda la operativa.

En Arce Clima, debido a la exigencia del mercado y con el deseo constante de dar el mejor servicio a nuestros clientes, hemos desarrollado un departamento especializado en mantenimientos integrales. Buscamos que nuestros clientes se despreocupen de sus instalaciones y las confíen a un gestor responsable que se encargará de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El blog de Arceclima