Descubre el Edificio de Oficinas Plaza Europa, obra maestra del diseño y la eficiencia energética.
  • https://blog.arceclima.com/wp-content/themes/roiscroll-arceclima/images/climatizacion.png
  • https://blog.arceclima.com/wp-content/themes/roiscroll-arceclima/images/contra-incendios.png
  • https://blog.arceclima.com/wp-content/themes/roiscroll-arceclima/images/electricidad.png
  • Energía Solar
  • https://blog.arceclima.com/wp-content/themes/roiscroll-arceclima/images/frio-industrial.png
  • https://blog.arceclima.com/wp-content/themes/roiscroll-arceclima/images/geotermia.png

Descubre el Edificio de Oficinas Plaza Europa, obra maestra del diseño y la eficiencia energética.

Dentro de nuestro recorrido por las obras más singulares de la arquitectura mundial, hoy nos acercamos hasta L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), donde se erige un edificio de oficinas que se ha convertido en todo un referente en edificación sostenible.

El estudio de arquitectura RCR fue el encargado de diseñar el edificio de Oficinas Plaza de Europa con el asesoramiento del biólogo y socio ecólogo Ramon Folch, que le ayudó a alcanzar los objetivos encargados por la promotora Layetana: una construcción atractiva, útil y, sobre todo, sostenible.

Certificado ecológico LEED

El Edificio de Oficinas Plaza Europa consta de cuatro plantas y 10 metros de altura, que le otorgan un aspecto alargado y horizontal que contrasta con la altura de las demás edificaciones circundantes. La arquitectura de la fachada de acero y el diseño eficiente han convertido a este edificio de oficinas de 5.500m² en todo un referente de la edificación sostenible a nivel mundial.

Esto le ha valido obtener la certificación energética y ambiental LEED (Leadership in Energy and Environmental Design) for New Construction en el año 2011, la principal acreditación internacional que avala la calidad ambiental de un edificio. En ese año, en España, solo seis edificios nuevos cumplían con los requisitos ambientales del Green Building Council Institute y el edificio de las Oficinas Plaza de Europa fue el primero de Barcelona en conseguirlo.

Diseño eficiente y ahorro energético

La arquitectura y el diseño del edificio de Oficinas Plaza Europa lo han convertido en un ejemplo de eficiencia energética y sostenibilidad:

  • Utiliza la iluminación natural en más del 75% de los espacios interiores para ahorrar energía. El más claro ejemplo, es el suelo de vidrio que rodea el perímetro del edificio y que permite que la luz llegue hasta la planta subterránea.
  • La iluminación natural combinada con un sistema de climatización por inducción permite ahorrar un 67% de energía. Además, el agua de todos los grifos se calienta con energía solar.
  • En el diseño se ha hecho especial hincapié en el ahorro de agua. Las cisternas se llenan con aguas grises y pluviales recuperadas para reducir el consumo de agua potable y, gracias a todo esto, se consigue un ahorro de agua del 73%.
  • Se han utilizado materiales reciclados como el acero, el vidrio y la madera. El máximo exponente del reciclaje lo encontramos en la fachada, que ha sido construida con acero reciclado del desguace de barcos indios. En el interior se apuesta por materiales con pocas emisiones de COV en pinturas, moquetas y acabados para favorecer un ambiente saludable. Además, más del 80% de las maderas del edificio provienen de bosques con certificado FSC.

Todas estas medidas tienen como resultado un ahorro global del 53% en energía y una reducción de 600 toneladas anuales de emisiones de dióxido de carbono con respecto a un edificio convencional. Esto se traduce en un ahorro de 125.000 € anuales en energía para cada inquilino que demuestran que la sostenibilidad no solo tiene efectos en el planeta, sino también en nuestros bolsillos.

No cabe duda de que estas oficinas son uno de los mejores ejemplos de la construcción sostenible que nos hemos encontrado. ¿Te ha gustado esta obra? ¿Hay alguna otra que te parezca digna de analizar y admirar? ¡Cuéntanos en comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El blog de Arceclima