Bombas de calor geotérmicas: una alternativa limpia y eficiente para una instalación de climatización
  • Climatización
  • https://blog.arceclima.com/wp-content/themes/roiscroll-arceclima/images/contra-incendios.png
  • https://blog.arceclima.com/wp-content/themes/roiscroll-arceclima/images/electricidad.png
  • https://blog.arceclima.com/wp-content/themes/roiscroll-arceclima/images/energia-solar.png
  • https://blog.arceclima.com/wp-content/themes/roiscroll-arceclima/images/frio-industrial.png
  • Geotermia

Bombas de calor geotérmicas: una alternativa limpia y eficiente para una instalación de climatización

Hoy queremos hablar de la energía geotérmica aplicada en la climatización de edificios. Ya hemos escrito en otras ocasiones sobre esta energía renovable pero, por si es la primera vez que te pasas por aquí, te recordamos que geotermia es una palabra de origen griego, de las raíces “geos” (la Tierra) y “thermos” (calor), que podemos traducir como “el calor que desprende la tierra.”

A partir de ahí, tanto la rama de la ciencia que se encarga de investigar los fenómenos térmicos que se producen en el interior de nuestro planeta, como el conjunto de procesos industriales que intentan explotar ese calor para producir energía eléctrica o calorífica, también se denominan geotermia.

La geotermia es, por tanto, una energía que aprovecha el calor del subsuelo de la Tierra para generar energía eléctrica o calor de una forma ecológica. Es una fuente de energía limpia y renovable.

Un poco de historia geotérmica.

Antes de entrar en materia, queremos recordar a François de Larderel, considerado el padre de la geotermia, quien en 1827 ideó el primer sistema capaz de transformar en energía el vapor de las aguas subterráneas, en la región volcánica Larderello, a la que le dio su nombre. Su preocupación por la quema de árboles y la deforestación que estaba teniendo lugar en esa región de la Toscana, fue lo que le llevó a encontrar esta fuente de energía alternativa.

Ya en 1948 se instaló la primera bomba geotérmica, en el Commonwealth Building de Portland (Oregón), conocido como el Equitable Building; un edificio moderno y pionero en su época.

Pero tuvimos que esperar a 1973, con la crisis del petróleo, para que el uso de la energía geotérmica se popularizara y, países como Alemania, Canadá, Inglaterra, Suecia o EE.UU., comenzaron a potenciar la bomba de calor geotérmica frente a los combustibles sólidos.

Hoy en día su uso está muy extendido y en regiones volcánicas con gran actividad como Islandia el 95% de sus habitantes disponen de calefacción a través de una inmensa red de tuberías por las que circula el agua caliente del subsuelo.

Uso de la geotermia en climatización. Las bombas de calor geotérmicas.

Hay que destacar que el potencial de la energía geotérmica es enorme y se puede explotar tanto en edificaciones con grandes requerimientos energéticos, como hospitales, hoteles o edificios de oficinas; como en construcciones con menos consumo de energía, como pueden ser las viviendas unifamiliares.

Podríamos decir que hay dos sistemas de explotación de la energía geotérmica:

  1. Las fuentes de alta temperatura, más de 150ºC utilizadas para la generación de energía eléctrica.
  2. Las fuentes de baja temperatura (menos de 150ºC) que se utilizan directamente como energía o bien a través de las bombas de calor, incluso por debajo de los 20ºC.

Nos vamos a centrar en este segundo caso: las bombas de calor geotérmicas.

Es un sistema que proporciona confort para todo el año, ya que se usa como calefacción en invierno y aire acondicionado en verano y lo consigue de una manera limpia y ecológica.

Pero, ¿cómo funcionan las bombas de calor geotérmicas?

Una instalación geotérmica para climatización tiene tres componentes fundamentales:

  1. Circuito de intercambio con el subsuelo
  2. Bomba de calor geotérmica
  3. Circuito de intercambio con la vivienda

En invierno, el circuito de cañerías enterradas en el suelo, junto con la bomba de calor, capta el calor del interior de la Tierra y lo transporta hasta el interior de la edificación.

En verano, el proceso se invierte, de forma que, a través del mismo equipo, el calor se transporta desde la edificación hasta el subsuelo.

Si lo comparamos con un sistema de climatización por captación de energía solar mediante paneles, la geotermia presenta una ventaja esencial, no necesita grandes acumuladores para compensar las horas sin luz. Es la Tierra la que ejerce de acumulador natural, ya que se mantiene a una temperatura constante.

El rendimiento de un equipo de climatización geotérmico es muy superior al de un sistema de climatización convencional (gas natural, propano, fuel-gasoil, etc.), es decir,  puede llegar a consumir entre un 30% y un 75% menos de lo que consumiría con otras fuentes de energía.

Además, aunque normalmente suponga un mayor desembolso inicial, su eficacia hace que la inversión se recupere en un periodo de 3 a 5 años y a la larga se produce un ahorro mayor gracias a su bajo consumo de energía y a los mínimos costes de mantenimiento.

¿Conocías las bombas de calor geotérmicas? ¿Conoces instalaciones en la que se utilice la geotermia como fuente de energía?

Anímate a dejarnos tus comentarios y hablamos.

¿Y si te suscribes a nuestro Newsletter?

Si te suscribes a nuestro Newsletter serás el primero en recibir información sobre todas nuestras novedades:

Tus datos personales serán usados para nuestros mailings. No serán usados con otras finalidades y no se distribuirán a terceros. Para más información leer nuestro Aviso Legal y Privacidad
Suscríbete a nuestro Newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El blog de Arceclima